¿Quieres intentar algo nuevo? Hacer tu propio tie dye en casa es una buena manera de actualizar tu estilo, ya sea que quieras revivir esa ropa que tienes olvidada en tu clóset o crear un look diferente y totalmente personalizado desde cero.

Te enseñamos cómo personalizar tu ropa con una guía paso a paso con técnicas para teñir camisetas, buzos o lo que se te ocurra.

Necesitarás:

  • Piezas que vas a teñir: Si te preguntas qué tipo de ropa puedes teñir, te recomendamos comenzar por ropa de tejido 100% algodón, blanca o de color claro. Intenta primero con camisetas, medias, bandanas o buzos: puedes teñir cualquier prenda de fibra natural, como el algodón, el lino o la lana, ya que absorberán bien el tinte.  Asegúrate de que las prendas estén limpias. Si son nuevas, lávalas antes de comenzar. Esto ayudará a que el material absorba más tinte.
  • Tintes para ropa: Puedes adquirir tu KIT PRINT DYE en nuestra tienda virtual.
  • Botellas de plástico con boquilla: Es fácil conseguirlas en cualquier lugar. 
  • Bandas elásticas: El nombre de la técnica viene de la palabra en inglés «tie» que significa amarrar, y para eso necesitamos las bandas. Te recomendamos usar bandas elásticas gruesas y resistentes.
  • Bolsas de plástico: Necesitarás una bolsa distinta para cada artículo que vayas a teñir.
  • Guantes
  • Delantal
  • Lona o cubierta de plástico para proteger las superficies
  • Tina o lavadero para enjuagar los materiales

Paso 1) Prepara el área donde vas a trabajar colocando una lona o una cubierta de plástico. Aunque por lo general los tintes para ropa no son tóxicos, esto evitará que se ensucie tu espacio. Usa guantes para evitar mancharte las manos y un delantal para proteger tu ropa.

Paso 2) Mezcla cada color de tinte  con agua en una botella de plástico con boquilla.

Paso 3) Toma la primera prenda que vas a teñir (recuerda que es importante que esté limpia) y mójala en agua. Escurre el exceso hasta que quede húmeda de forma uniforme.

Paso 4) Dobla o arruga la prenda mojada. Si quieres conseguir el efecto «crumple» o «arrugado», sin un patrón definido, arruga la prenda hasta crear un bulto. Envuelve bien la prenda ya arrugada con una banda elástica.

Paso 5) Aplica el color, o los colores, de tinte que has elegido.

Paso 6) Una vez que hayas aplicado el tinte, coloca cada pieza en su propia bolsa. Déjalas secar en plástico por 24 horas.

Las partes expuestas de la pieza absorberán más de los colores, mientras que las bandas elásticas y los pliegues impedirán que el tinte sature otras áreas de la pieza. Este método crea los patrones vivos y llenos de color que son los más reconocidos en la moda tie-dye.

Paso 7) Después de dejar que el tejido de la ropa absorba el tinte, saca las prendas de las bolsas plásticas, quítales las bandas elásticas y estíralas. Enjuaga bien las piezas hasta que el agua salga limpia.

Paso 8) Lava las piezas en la lavadora una por una o con otras prendas de colores similares.

Hacer tie dye es crear algo único y asombroso, así que siéntete libre de usar tu imaginación. Prueba salpicando la tela con líneas dispersas para obtener un resultado sutil o satura la pieza por completo para obtener tonos más vivos. Entre más apretados hagas los amarres, menos tinta pasará entre las bandas elásticas, creando un mayor contraste.