1. Planifica el diseño y el proceso

La serigrafía en playeras requiere de técnica y experiencia. Por eso, siempre debes planificar todo el proceso antes de comenzar, desde el diseño inicial, pasando por la cantidad de bastidores que necesitarás, hasta el lugar que necesitarás tener disponible en base a la cantidad de prendas a estampar.

2. Ajusta las tintas en base al presupuesto

Si vas a estampar playeras coloridas y vistosas, debes tener en cuenta que cuanto más tintas utilices, más caras serán. Si bien puedes estampar hasta 8 colores por prenda, necesitarás un fotolito y pantalla por cada color, lo que aumentará el tiempo del trabajo y los costes.

3. Utiliza tramas para lograr más colores

Si el diseño que vas a estampar no es muy complejo, puedes utilizar tramas para utilizar la misma tinta y lograr dos colores. Por ejemplo, con la tinta roja lograrás rojo y rosa, con la azul lograrás azul y celeste, y así sucesivamente. Esto abaratará los costes y obtendrás una serigrafía más colorida.

4. Cuida la calidad del original

La calidad del archivo que contiene el diseño debe ser de gran calidad, pues esto influirá en el resultado final. Los diseños en formato vectorial son ideales y también pueden ser Jpg, Psd o Tiff a 300ppp.

5. No olvides la calidad del textil y las tintas

Si quieres que tu impresión de serigrafía en playeras sea durable, utiliza prendas de buena calidad y hazles a los clientes algunas recomendaciones, como lavar la prenda del revés, no utilizar agua caliente ni plancha. De esta forma, el estampado será prácticamente eterno, aunque esto también dependerá de las tintas que utilices.